Noticias

Kevin Spacey comparece ante la justicia inglesa para ser juzgado por agresiones sexuales

El actor Kevin Spacey enfrenta un juicio en Reino Unido por doce agresiones sexuales a cuatro hombres entre 2001 y 2013, cargos que niega “enérgicamente”. Este juicio, esperado durante cuatro semanas, se suma a su historial de acusaciones previas de conducta sexual inapropiada.

Kevin Spacey / AFP

El actor estadounidense Kevin Spacey compareció el miércoles ante la justicia inglesa en el inicio de un muy esperado juicio por doce agresiones sexuales a cuatro hombres entre 2001 y 2013 que él niega "enérgicamente".

El ganador de dos Óscar, por "Belleza Americana" (1999) y "Los sospechosos de siempre" (1995), llegó al Tribunal de la Corona de Southwark, en el sur de Londres, más de dos horas antes del inicio de la primera vista.

Vestido con traje oscuro, camisa azul y corbata rosa, Spacey, de 63 años, bajó de un taxi acompañado por dos personas de su equipo y saludó relajado a los numerosos periodistas que lo esperaban a las puertas del juzgado.

En el interior del tribunal, tomó asiento en una urna de cristal situada al fondo de la sala.

El juicio debe durar cuatro semanas y la primera sesión estuvo dedicada a cuestiones procesales.

La fiscalía empezará a exponer sus argumentos contra Spacey el viernes, una vez resueltos los argumentos preliminares y seleccionado el jurado.

"Defender su inocencia"

La estrella de Hollywood fue acusada en noviembre por la fiscalía británica de siete agresiones sexuales entre 2001 y 2004, a un hombre al que habría obligado, entre otras cosas, "a participar en una relación sexual no consentida".

Estos cargos se sumaron a su ya pesado expediente ante la justicia inglesa, que en mayo de 2022 le había imputado cinco agresiones sexuales a tres hombres entre 2005 y 2013, cuando era director del prestigioso teatro Old Vic de Londres.

Ninguna de las presuntas víctimas puede ser identificada en virtud de la legislación inglesa.

En una de las varias vistas previas celebradas antes de la apertura del juicio, su abogado Patrick Gibbs aseguró que "Spacey niega enérgicamente cualquier tipo de criminalidad en este caso" y espera poder "defender su inocencia".

Dada su cooperación con las autoridades judiciales británicas, el actor ha estado en libertad sin medidas cautelares, lo que le ha permitido seguir trabajando, aunque su carrera se haya visto duramente resentida por estas acusaciones y otras lanzadas previamente en Estados Unidos de las que fue absuelto.

En enero recibió en la ciudad italiana de Turín el premio "La estrella" de la Mole Antonelliana, institución pública que alberga el Museo Nacional del Cine, "en señal de reconocimiento" por su "contribución estética y de autor al desarrollo del arte dramático".

"Mi vida va por delante. Nunca me he escondido, no he vivido en una cueva. He ido a restaurantes, he visto a mis amigos, me he reunido con personas que me han defendido y apoyado", declaró entonces ante la prensa italiana.

Movimiento #MeToo

Spacey fue una de las grandes estrellas atrapadas por el movimiento global #MeToo, surgido en 2017 a partir del caso del todopoderoso productor de cine estadounidense Harvey Weinstein.

Fue acusado de agresión sexual por varios hombres jóvenes en Estados Unidos y esta ola de acusaciones destrozó su exitosa carrera. Él siempre negó los cargos pero esto lo llevó a revelar su homosexualidad.

Como consecuencia de las acusaciones, fue despedido de la exitosa serie de Netflix "House of Cards", donde interpretaba al personaje protagonista, el maquiavélico presidente estadounidense Frank Underwood.

También quedó fuera de una película de Ridley Scott, "Todo el dinero del mundo", en la que fue reemplazado por el actor canadiense Christopher Plummer.

Spacey fue inicialmente acusado en el estado de Massachusetts de haber puesto las manos en el sexo de un muchacho de 18 años en un bar en julio de 2016. Pero estos cargos fueron retirados en 2019.

El pasado octubre, la justicia neoyorquina lo absolvió en un proceso civil por tocamientos sexuales al actor Anthony Rapp durante una velada en Manhattan en 1986.

En octubre de 2020, fue condenado a pagar casi 31 millones de dólares a MRC, la empresa productora de "House of Cards", como indemnización por la pérdida de ingresos atribuida a su salida de la serie. Un juez de Los Ángeles confirmó esta indemnización el pasado agosto.

© Agence France-Presse

Tags

Lo Último