Noticias

Sin remordimientos: madre narró cómo mató a un pedófilo que abusó de sus tres hijos

Sus hijos le dijeron que el vecino había abusado de ellos y la mujer no lo dudó: lo mató de ocho puñaladas.

Sarah Sands / Twitter

Era 2014 y Sarah Sands no tenía idea que en la casa del lado vivía un pedófilo convicto. Se trataba de Michael Pleasted, de 77 años, quien se había cambiado de nombre a Robin Moult para ocultar su pasado.

Sands, una madre inglesa, nunca sospechó de su vecino hasta que un día sus tres hijos hablaron con ella y le revelaron que el sujeto de al lado había abusado de ellos.

Apenas terminaron de hablar sus pequeños, la madre no dudó ni un segundo en lo que haría: mataría a Pleasted.

Recomendados

Tras salir de la cárcel, Sands relató que efectivamente entró a la casa de su vecino y lo asesinó con 8 puñaladas. Incluso, observó cómo Pleasted se desangró hasta la muerte.

La madre fue condenada a siete años y medio por homicidio involuntario.

Una heroína

Hoy Sands está libre y sus hijos, ya mayores de edad, optaron por romper su anonimato y ventilar lo que sientes por su madre tras el crimen: es una heroína.

Bradley, que tenía 11 años en ese momento, aseguró en BBC Breakfast: "Pensé, 'me quito el sombrero'. No lo voy a negar".

Mientras que Alfie agregó que "nos hizo sentir más seguros. No frenó las pesadillas. Y nos dio una sensación de seguridad, porque no tenías que caminar por la calle pensando que el sujeto iba a dar la vuelta a la esquina".

Alfie recordó que "él vivía literalmente al otro lado de la calle. Podría abrir esa ventana de ahí y veía su casa".

La crítica

Sands es contundente en señalar que en su casa hay una gran responsabilidad del Estado.

"Para los pedófilos, si tocas a los niños, tiene que haber consecuencias", advirtió la madre a BBC Breakfast.

La mujer agregó que "y esconderse detrás de los cambios de nombre... Hay que quitárselo. Ese derecho a cambiar su nombre se les tiene que quitar", demandó Sands.

Según The Sun, "El Ministerio del Interior del Reino Unido dijo que ya ha llevado a cabo una revisión del problema y que el Reino Unido ya tiene reglas estrictas para tratar con los delincuentes sexuales que viven en la comunidad".

Claro que para el caso de Sands, estás "reglas estrictas" no funcionaron.

Las claves

  • En 2014 una madre mató a un pedófilo que abusó de sus tres hijos, gracias a que se había cambiado de nombre.
  • Ahora la madre salió de la cárcel y demanda que los pedófilos no pueden cambiar de nombre para ocultar su pasado.
Tags

Lo Último