Noticias

Padre toma la justicia en sus manos: ató a un árbol a abusador de su hija y lo molió a golpes

"Cuando ella lo reconoció yo reaccioné a golpes. Lo iba a matar. Gracias a los vecinos se salvó", reconoció el hombre.

Compartir:
Policía Nacional del Perú
Policía de Perú / FUENTE: Instagram

La Policía Nacional de Perú (PNP) respondió a un llamado de unos vecinos por un hombre amarrado a un árbol en muy mal estado y con rasgos de haber recibido una tremenda golpiza.

Una escena impactante, pero que era solo el inicio para una historia de justicia por mano propia.

El ataque

Horas antes, una niña de 12 años partió con sus hermanos a dejarlos al colegio cuando notó que un hombre la seguía. "Fue a dejar al colegio a sus hermanitos menores y se dio cuenta que este sujeto venía caminando hacia ella", detalló el padre, en una frase recogida por Crónica.

El sujeto rondaba el establecimiento educacional y la menor se percató de que la perseguía a ella.

Ya llegando a su casa, el sujeto, identificado como Luis Meza de 24 años, se abalanzó sobre la niña: "Ella pensó que era otro padre de familia, pero cuando estaba por llegar a mi casa este sujeto agarra a mi hija y le hizo tocamientos. Ya me han mencionado que hay otro sujeto y que son varias las víctimas, pero mi hija se puso fuerte, trató de defenderse y gritó por auxilio", relató el papá de la menor.

Reacción del padre

La niña narró paso a paso lo sucedido a su papá, llamado Renerio Flores, quien le pidió una descripción lo más detallista posible del abusador.

Con esta información, el padre se lanzó a las calles a buscar al sujeto. Conocedor de la zona, sabía que ese día funcionaba un mercado importante en el lugar y se dirigió ahí... Dicho y hecho, encontró a un hombre que calzaba con la descripción hecha por su hija. Lo tomó y lo llevó a la fuerza ante la menor.

Apenas la niña reconoció su agresor, el padre comenzó a golpearlo con brutal saña.

El delincuente trató de escapar y el papá lo amarró a un árbol para seguir con la golpiza.

Pese a que en un principio el vecindario no había reaccionado, pues se conocía de otros casos de abusos atribuidos al sujeto.

Pero era tal al castigo que el padre le estaba propinando, que los vecinos tuvieron que reaccionar para que no lo matara.

"Esta gente no puede estar circulando"

El padre está lejos de arrepentirse de la golpiza que le propinó al agresor.

"Cómo me voy a calmar si sé qué pasó eso con mi hija. No puedo estar tranquilo. Mi hija no es la única víctima porque ya han venido otros padres de familia asegurando que este hombre violó a sus niñas", aseguró el papá de la menor.

Flores, incluso afirmó que Meza no atacaba solo, sino que a lo menos tenía un cómplice más. "Este sujeto tiene que declarar y decir quién es el otro sujeto que ataca con él", exigió.

El padre llamó a las autoridades a tomar cartas en el asunto si quieren evitar que la gente tome la justicia en sus manos, porque "esta gente no puede estar circulando".

Las claves

  • El padre de la menor atacada asegura que el abusar no actúa solo. 
  • La intervención de los vecinos evitó que el papá matara a golpes al abusador. 

Artículos Relacionados