Noticias

La media “perso”: líder de banda de estafadores no devolverá el dinero porque ya se lo gastó en lujos

Pamela Cabanillas, de tan solo 18 años, encabezó una banda que robó más de US$ 500.000 en entradas falsas en conciertos de Daddy Yankee, Karol G, Coldplay y Bad Bunny, en Lima, Perú.

Pamela Cabanillas / Facebook

Los masivos conciertos de Daddy Yankee, Karol G, Coldplay y Bad Bunny no solo dejaron música entre los fanáticos peruanos. La banda de los QR estafó en más de 2 millones de soles, que equivalen a más de 500.000 dólares, en venta de entradas falsas.

Según la Policía Nacional de Perú (PNP), esta banda estaba liderada por Pamela Cabanillas, de tan solo 18 años, quien huyó a España, al momento en que se hicieron públicos los engaños.

Así operó la banda

La División de Lucha contra Estafas de la Policía Nacional del Perú informó cómo actuó esta grupo de delincuentes encabezados por Cabanillas.

Según las autoridades, los delincuentes compraron un par de entradas originales y con ellas copiaron los códigos QR para falsificar los tíquets fraudulentos.

Según publicó el diario La República, el coronel de la PNP, Manuel Cruz, detalló que los estafadores "tienen entradas que son auténticas, han utilizado la información del QR como del código de barras. A través de influencers y, para que puedan generar certeza de que ellos están tercerizando la venta de estas entradas, es que las han ofrecido mediante las redes. Se ha producido la venta fraudulenta hasta en 75 oportunidades".

En resumen, se trata de una misma entrada que se duplica decenas de veces.

Sin vergüenza: "Estafé sin compasión"

Pamela Cabanillas habló de la estafa desde su clandestinidad en España, a donde escapó tras la estafa.

En una entrevista al programa peruano Panorama, la joven no tuvo ninguna vergüenza en reconocer sus delitos. "Yo he defraudado a muchas personas que querían ver a Daddy Yankee. Mucha gente me dijo que era su cantante favorito y yo no tuve compasión con las personas", reconoció.

Cabanillas agregó que "estafé sin compasión a las personas para que vean a Coldplay, Bad Bunny y otros".

Lo que descartó es que ella fuera la líder de una banda de estafadores: "Acepto mi error y sé que debo pagar las consecuencias de mis actos, pero estoy siendo amenazada por personas que no conozco. En todos los canales salgo como cabecilla de una organización criminal, lo cual niego rotundamente".

La joven también descartó que sus padres u otro familiar estuvieran vinculados a la estafa. "Dejó claro que, desde que cumplí 18 años, yo me retiré de mi casa, ya no vivo desde el 25 de marzo", aseguró.

No devolverá el dinero

Por la frase que desató la ira en redes sociales fue la advertencia que realizó Cabanillas, donde descartó que devolverá el dinero robado, pues ya se lo gastó todo.

Dirigiéndose a sus víctimas, la joven afirmó que "lamentablemente, no van a poder recuperar su dinero porque yo me lo he gastado. (...) No, no cuento con el dinero".

¿Y en qué se lo gasto? En puros lujos que ella no dudó en reconocer. "Soy una persona que le gustan mucho las zapatillas, vestirse bien, comprarse ropa cara, salir a comer a lugares caros, tomar buenos tragos, soy de esas personas", afirmó.

Ahora, Cabanillas descartó que haya recibido 2.000.000 de soles peruano, más de 500 mil dólares. Aseguró que apenas logró entre 100 y 150.000 soles, un equivalente a algo más de 37.000 dólares.

Las claves

  • La banda estafó en los conciertos de Daddy Yankee, Karol G, Coldplay y Bad Bunny desarrollado en Lima.
  • Pamela Cabanillas escapó a España, donde se encuentra en la clandestinidad.
Tags

Lo Último