Noticias

Delincuencia fuera de control: asesinaron al novio a la salida de la iglesia tras casarse

La ceremonia había terminado y cuando los recién casados dejaban el templo, el marido fue baleado mortalmente. Criminales que habrían equivocado de víctima.

Boda / YouTube

Eran las 17 horas y Marco Antonio Rosales Contreras, de 32 años, salía de la iglesia después de casarse con su amada pareja. Era el día perfecto y que siempre había soñado, pero el destino quiso que todo diera un giro brutal y sangriento, informa  El Universal.

Rosales era oriundo de Durango, pero vivía en Guadalajara, México, y había viajado junto a su familia ese mismo día a Caborca, Sonora, ciudad donde vivía su esposa y donde la pareja había programado celebrar su boda.

La pareja ya se había casado, cuando enfiló a las puertas de la iglesia Nuestra Señora de la Candelaria en Caborca. Apenas salieron, un grupo no determinado de personas abrieron fuego contra el novio, quien recibió varios impactos de balas.

En el ataque también fue herida la hermana de Rosales, Michelle Adriana, de 23 años.

Algunos asistentes reaccionaron y empezaron a hacer ejercicios de resucitación al novio, mientras llegaban los equipos de emergencia.

En medio de una escena dantesca, los familiares de la novia optaron por sacarla de ña zona y llevársela lejos.

Ataque directo

Rosales falleció y su hermana quedó herida con un balazo en la espalda.

La Secretaría de Seguridad Pública (SSP) aseguró que "se reportó el ataque directo sobre un hombre originario de Durango, por fuera de una iglesia de Caborca, quién falleció mientras se trasladaba para recibir atención médica".

Según las autoridades mexicanas, el tipo de ataque fue directo a Rosales, lo que apunta a un crimen por encargo.

El novio, sim embargo, era un ingeniero que trabajaba en una empresa en el estado de Jalisco, y que ni siquiera vivía en Caborca. Rosales no tenía ningún vínculo con el mundo criminal.

Cambiaron la hora

La hipótesis más sólida que no trabaja la fiscalía es que originalmente en esa iglesia se casaba a las 17 horas un sujeto relacionado a bandas criminales. A ultima hora, sin embargo, ese matrimonio se canceló y Rosales pasó a ocupar esa hora.

De ahí que se plantea la teoría de un error de identidad.

Las claves

  • Rosales era ingeniero sin ninguna vinculación con bandas criminales. 
  • La policía y la fiscalía creen que se trató de un error y que las balas eran para otra persona. 
Tags

Lo Último