Noticias

El caso que impacta a Perú: fue secuestrada cuando iba a dar a luz, apareció sin el bebé y ahora confirman que no estuvo embarazada

El miércoles la mujer desapareció cuando se dirigía a la clínica a dar a luz tras romper fuente. Ahí comienza una historia increíble.

Gabriela Sevilla / Instagram

El miércoles se activaron las alertas de la policía de Perú. Una madre denunció la desaparición de su hija, quien estaba en trabajo de parto para dar a luz a su hijo e inexplicablemente había desaparecido.

Gabriela Sevilla había roto fuente tras nueve meses de gestación, llamó a su madre para que la esperara en la clínica, pero la joven de 30 años nunca llegó.

Las autoridades de Lima iniciaron una amplia búsqueda, mientras la madre de Gabriela clamaba por su hija y su futura nieta, quien incluso ya tenía nombre: Martina.

Recomendados

"Por favor, que me devuelvan a mi hija y a mi primera nieta, que se va a llamar Martina. Mi corazón está partido en dos", pedía Rita Torello, por los medios de comunicación el jueves, a 24 horas de la desaparición de Gabriela.

Todo era extraño

La versión que daba vuelta es que Gabriela había tomado un taxi para dirigirse a la clínica de la aplicación Beat. Incluso había una foto algo borrosa donde supuestamente se veía una mujer al interior de un auto.

Pero la app descartó que se realizara un viaje en el lugar y la hora mencionadas.

Mientras que la grabación de una vecina de la joven mostraba a una mujer con un hombre caminando con un celular en la manos y llevando una maleta.

No se apreciaba violencia o coacción en las escenas.

La pareja de Gabriela, en tanto, no aparecía en los medios y optaba por el silencio.

El primer giro

Las pruebas eran confusas y la desesperación crecía. En las redes, Gabriela era tendencia y las mujeres expresaban su temor por salir.

Pero 34 horas después la historia tiene su primer giro: la joven de 30 años había aparecido, pero sin su hija recién nacida.

Ahora la búsqueda se centró en Martina. Había una pequeña secuestrada y las autoridades barajaban la posibilidad de una red de trata de menores.

El gobierno reforzó todas las fronteras para evitar que Martina fuera sacada del país. "Vamos a disponer de todos nuestros esfuerzos", afirmó la ministra de la Mujer y Poblaciones Vulnerables, Claudia Dávila.

Según la policía la mujer había aparecido con contusiones y evidencia de haber sido intoxicada. Estaba en estado de shock.

Todo se derrumba

Pero al mediodía del viernes, una conferencia de prensa del ministro del Interior, Willy Huerta, dejó a todo el país con la boca abierta.

"No se ha determinado que ha habido embarazo. Técnicamente, hasta el momento, ha sido determinado que la señorita no estaba embarazada", aseguró la autoridad.

Según la versión del gobierno, Sevilla nunca estuvo embarazada y, por ende, Martina nunca existió.

Ante el estupor de los periodistas, Huerta insistió: "Llegó la información a través de los resultados médicos del Hospital Militar que han diagnosticado. Como ha sido atendida, los médicos han determinado hasta el momento que no ha habido embarazo".

El ministro también descartó que la mujer tuviera signos de violencia o maltrato, relacionados con un supuesto secuestro: "No existe hasta el momento esa evidencia".

Pero eso no fue todo, la autoridad también reveló que Sevilla derechamente no estaba colaborando con la investigación.

"La persona no colabora. Ha estado renuente para la atención, para poder esclarecer la situación. La Policía en este momento continúa con las investigaciones para esclarecer la situación. La denuncia legal es por la desaparición de una persona supuestamente embarazada", aseveró.

Que sí y que no

El peculiar caso no se detuvo ahí, pues Gabriela y su familia insisten que el embarazo existió, desafiando la versión de los médicos y del gobierno.

En la tarde, fue la propia Sevilla quien insistió en su versión y que acusó que los médicos no le hicieron los chequeos debidos.

"Tengo pruebas, claro que sí. Quiero pensar que como no terminaron de hacerme los exámenes no detectaron el embarazo. Los exámenes de sangre y orina ninguno los llegaron a hacer. A mí me gustaría que me hagan los exámenes completos antes de lanzar un comunicado de esta manera".

Todo un caso...

Las claves

  • Gabriela Sevilla aseguró que cuenta con ecografías que comprueban que estuvo embarazada
  • La joven de 30 años dio una conferencia de prensa en la tarde del viernes donde llorando insistió en su versión. 
Tags

Lo Último