Entretenimiento

“Funa desmedida”: Ignacio Lastra y Mario Ortega lamentaron insultos tras impasse con bar de Ñuñoa

Fueron acusados por garzón de no pagar cuenta de 140 mil pesos. Explicaron la razón y se pusieron al día.

Mario Ortega e Ignacio Lastra / Instagram

Los chicos reality Ignacio Lastra y Mario Ortega, acusados en redes sociales por hacer perro muerto en un bar de Ñuñoa, salieron a aclarar la situación y lamentaron la funa innecesaria, puesto que solo se habría tratado de un descuido y no una mala intención de querer perjudicar al recinto ni a los trabajadores. 

 "Hemos decidido hacer este comunicado para, de alguna manera, saldar todas las dudas al respecto y también para terminar con todas las especulaciones que hay. Lo peor de todo es que esto ya pasa a mayores y empiezan a insultar, y no solo a nosotros sino que también a personas cercanas y eso no puede ser", dijo Mario Ortega en un video, ante las decenas de críticas. 

"El día sábado en la noche en el Barbazul de plaza Ñuñoa, nos juntamos ocho amigos, no éramos dos. Yo me fui muy temprano, me tomé una bebida y me fui y ustedes saben que muchas veces a los meseros les complica que uno divida las cuentas en distintas boletas, entonces yo le dije a Ignacio, puedes tú pagar mi cuenta por favor, y que no era mucho, y el Ignacio me dijo que no hay ningún problema", explicó. 

Recomendados

Lastra y Ortega por la funa

Sin embargo, a Ignacio y los otros seis amigos se les olvidó cancelar la cuenta por 140 mil pesos, con propina incluida, y fueron funados por uno de los garzones, quien as

"Yo juré de guata que había pagado la cuenta, incluso nos sacamos fotos con todo el mundo, como siempre en los bares, y nos fuimos. Al otro día... me di cuenta que tenía igual una funa", manifestó Ignacio, quien en la tarde volvió junto a Mario a pagar el consumo. 

El reclamo de los exparticipantes de Doble Tentación, fue que el mesero en ningún momento tuvo la intención de ponerse en contacto con ellos, por lo que aseguran que hubo mala intención.

"Con este joven hablamos por interno, se disculpó y dijo que era la única forma que tenía de comunicarse con nosotros, mentira, porque podría haberse comunicado con nosotros. Realmente no actuó de buena lead".

Para ellos, solo bastaba que les hubiesen mandado un mensaje directo y se habría solucionado el problema, puesto que tienen muy buena relación con el personal del local y en ningún caso quisieron hacer perro muerto, sentenciaron. 

Las claves

  • Mario Ortega e Ignacio Lastra lamentaron la funa innecesaria en su contra, tras olvidarse de pagar la cuenta en bar de Ñuñoa.
  • Explicaron que fue por un descuido, pero en cuanto se dieron cuenta fueron al pagar el total del consumo. 
  • Lo que más lamentaron fue la ola de insultos gratuitos que recibieron. 
Tags

Lo Último