Entretenimiento

Don Francisco aconsejó a Pancho Saavedra contarle a su padre que era gay

El periodista le confesó al animador que no sabía cómo contarle sobre su homosexualidad a su padre.

Don Francisco / Canal 13

En "Socios de la parrilla" Mario Kreutzberger, Don Francisco, contó sobre sus inicios en la Teletón, que este año se realizará este 4 y 5 de noviembre. Sin embargo, luego la conversación se volvió más personal y recordó que conoce a Pancho Saavedra desde hace muchos años, y que incluso le ha dado consejos personales, como cuando éste le hizo una importante confesión. 

"Él estuvo en mi casa comiendo y en un momento de la comida, cuando estábamos hablando de otra cosa, me dijo ‘don Francisco, yo soy gay. Y no sé cómo contarle a mi papá’. No esperaba que me contara eso, entonces me demoré un poco en contestarle", dijo.

"Me aconsejó que lo mejor era ir transparente por la vida y sacarse las mochilas", replicó el rostro de "Lugares que hablan".

Recomendados

Los inicios en la Teletón

 continuación, los "Socios" le preguntaron a Don Francisco por el comentado "paso al costado" que anunció que este año daría en la Teletón, a lo que el animador señaló que su intención es dar espacio a otros rostros. "A mí no me gustaría dar un paso al costado, me gustaría estar al frente como siempre, pero sería egoísta, irresponsable y no lo haría bien. Voy a cumplir 82 años y este año voy a estar pero no desde el mismo lugar", dijo.

Además recordó sus primeros acercamientos a la labor social, ya desde la época del colegio, cuando colaboró en hacer y pintar una cancha de básquetbol junto a sus compañeros. "Esa vez yo sentí una gran satisfacción", dijo. Cuando empezó a trabajar en la TV tuvo la primera oportunidad de hacer labor solidaria en 1963 cuando organizó en "Sábados Gigantes" una campaña masiva de donaciones para traer a Chile una máquina liofilizadora para ayudar a la gente con hemofilia. "Conseguimos juntar 40 mil dólares y la trajimos. Y la máquina estuvo en un pasillo y nunca se pudo conseguir la autorización para botar la muralla y meter la máquina al hospital, y cuando se consiguió la autorización, la máquina ya estaba obsoleta", recordó.

Fue a mediados de los 70 cuando encontró que el camino para ayudar estaba en la discapacidad, cuando vio por casualidad una escena que lo impactó. "Estaba recorriendo los campos de Ahumada, un poquitito antes de Renca, en la camioneta, y vi una higuera que debajo tenía un perro. Cuando me acerqué me di cuenta que no era un perro sino un niño amarrado en la cintura. Me indigné porque el niño tenía más o menos la edad de mi hijo mayor, y me imaginé a mi hijo amarrado debajo de una higuera", confesó: "Ahí me di cuenta de que hay algún problema con los niños".

Finalmente se contactó con la Sociedad pro ayuda al Niño Lisiado, y se comprometió a hacer una campaña para juntar dinero y arreglar la sede ya existente en calle Huérfanos, que ni siquiera tenía ascensor. Así nació la primera Teletón, que buscó juntar un millón de dólares, pero finalmente juntó 3 millones y medio. "Dijimos que no podíamos arreglar esa casa si nos sobraba tanta plata, entonces mejor construimos una nueva sede, el primer centro Teletón de Santiago", recordó. Al año siguiente se hizo la segunda Teletón para implementarle maquinarias a ese centro, y luego la tercera, cuarta y quinta Teletón para instalar otros centros en Valparaíso, Concepción y Antofagasta. Tras eso, Don Francisco pensó que ya habían terminado, pero se percató de que los centros recién creados iban a tener que cerrar por no tener financiamiento constante. "Ahí nos dimos cuenta que teníamos que hacerlo siempre. Y seguimos para adelante hasta ahora", dijo.

Tags

Lo Último