Deportes

Rubiales vuelve a disculparse, insiste en que el beso fue consentido y acusa a su gobierno

El suspendido dirigente del fútbol hispano emitió un comunicado luego que el TAD de su país decidiera abrirle un expediente.

Mural en Barcelona del artista callejero Salvatore Benintende. / AFP

Una semana después de su última alocución, en la que se resistió a dimitir como presidente de la Federación Española de Fútbol, forzando a la FIFA lo a suspenderlo de su cargo, horas tras la frustrada huelga de hambre de su madre y minutos posterior a la decisión del Tribunal Administrativo de Deporte de abrirle un expediente por considerar como una "falta grave" su beso a Jenni Hermoso, Luis Rubiales ha vuelto a sacar la voz públicamente.

Lo ha hecho a través de un comunicado que subió a su cuenta en X, luego de la determinación del TAD. En el texto vuelve a ofrecer disculpas por sus actitudes, aunque reafirma su posición de que el "piquito" fue mutuo. También apunta al gobierno de su país, por presionar en su contra.

"El pasado día 20 de agosto (día de la final del Mundial de Australia-Nueva Zelanda) cometí algunos errores evidentes, de los que me arrepiento sinceramente, de corazón. Es verdad que por tales errores he pedido perdón porque era justo; y ahora lo vuelvo a hacer con humildad. Lo hago convencido y con el propósito de mejorar", señala. 

Agrega que "he aprendido que por grande que sea la alegría y profunda que sea la emoción, incluso cuando se GANA UN MUNDIAL, a los dirigentes deportivos se nos debe exigir un comportamiento ejemplar, y el mío no lo fue".

El suspendido dirigente reiteró "una vez más, mis disculpas por ello a las futbolistas, federación y demás estamentos del fútbol de manera clara, rotunda y sin paliativos. También a los aficionados al fútbol y a todos los que se hayan podido ofender por mis actos".

Te recomendamos

Sobre el beso a Jenni Hermoso, insiste: "También di las explicaciones correspondientes, contando la verdad de lo ocurrido. Es mi única versión, la que he mantenido desde el primer momento y sigo defendiendo y no voy a modificar. La espontaneidad y felicidad del histórico momento, nos llevó a realizar un acto mutuo y consentido, producto del gran entusiasmo. En ningún momento hubo agresión alguna, es más, tan siquiera hubo la más mínima incomodidad, sino un júbilo desbordante en ambos".

Las críticas mundiales que ha recibido en las últimas semanas las considera "un linchamiento político y mediático sin precedentes del que me he mantenido totalmente al margen. No solo a nivel nacional sino mundial".

En cuanto a los procesos deportivos que se llevan en su contra, manifiesta: "Sigo confiando en la independencia de los órganos donde se debe dirimir esta cuestión, pese a que la presión política y de determinados medios es tan interesada como brutal y a que la información sobre este asunto está siendo objeto de multitud de manipulaciones, mentiras y censuras, pero la verdad sólo tiene un camino y por eso repito, confío en que se hará justicia".

En el final del comunicado, expone: "En nombre del Feminismo no se debe tratar de hundir a un hombre -ni a una mujer- sin un juicio justo. La igualdad va de derechos idénticos para todos. La Justicia se aplica sobre personas sin que el género deba marcar previamente el resultado. Siento que se me ha tratado de juzgar injustamente por medios y políticos. Esto no le debería volver a ocurrir a nadie".

Las claves

  • Luis Rubiales emitió un comunicado luego de la resolución del TAD español.
  • El suspendido dirigente del fútbol hispano volvió a ofrecer disculpas, insistió que el beso a Jenni Hermoso fue consentido y atacó al gobierno de su país.
Tags

Lo Último