Deportes

“Es una cacería”: madre de Luis Rubiales inicia huelga de hambre en defensa de su hijo

Asegura que el beso que el suspendido expresidente de la Federación Española le dio a Jenni Hermoso fue consentido.

El beso sin consentimiento de Luis Rubiales a Jenni Hermoso. / Captura

Ángeles Béjar, la madre del suspendido presidente de la Real Federación Española de Fútbol, Luis Rubiales, decidió extremar los reclamos hacia lo que ella estima una campaña injusta en contra de sus hijos e inició una huelga de hambre en una iglesia de la localidad de Motril junto con su hermana.

"Es una cacería, inhumana y sangrienta, que están haciendo con mi hijo con algo que no se merece", dijo atrincherada frente al altar y los crucifijos de la Divina Pastora.

Te recomendamos

La madre cree a pies juntos en la versión de Rubiales respecto del beso en la boca que le dio el dirigente a la jugadora Jenni Hermoso durante la premiación del Mundial de Australia-Nueva Zelanda, el domingo 20 de agosto.

Recomendados

"No existe abuso sexual al existir consentimiento por ambas partes, como queda demostrado en las imágenes (...) Él es incapaz de hacerle daño a nadie", puntualizó Béjar.

La mujer, una exdueña de una peluquería, dijo que mantendrá su movilización de forma "indefinida, día y noche" y que espera que Hermoso "mantenga la versión que tuvo al principio de los hechos", cuando expresó que el ósculo consentido.

Las claves

  • Madre de Luis Rubiales inició huelga de hambre y se encerró en iglesia en Motril.
  • Pide que Jenni Hermoso regrese a su versión original de los hechos.
Tags

Lo Último