Deportes

“No consentí el beso”: Jenni Hermoso desmiente a Luis Rubiales

El presidente de la Federación Española, quien se negó a renunciar por el bochornoso episodio, había dicho que la jugadora aceptó el ósculo.

Jenni Hermoso, seleccionada española. / AFP

La polémica que empaña el título planetario de España no quiere acabar, en especial por la decisión de Luis Rubiales de hacer todo lo posible por mantenerse como presidente de la Federación de Fútbol

Lo último, resistirse a renunciar como le piden de todos lados y asegurar que el beso que le dio a Jenni Hermoso en el podio del Mundial de Australia-Nueva Zelanda fue consentido.

Te recomendamos

"El beso, el pico. Es más un pico que un beso. Quien vea el vídeo, ante millones de personas, el deseo en ese beso es el mismo que ante una de mis hijas. No hay deseo ni dominio. Lo que se está vendiendo en los medios del señor (el presidente de La Liga Javier) Tebas y el feminismo. El beso fue espontáneo, mutuo y consentido", aseguró el dirigente este viernes al mediodía.

Recomendados

Por la tarde, la afectada lo negó rotundamente.

"Quiero aclarar que en ningún momento consentí el beso que me propinó y en ningún caso busqué alzar al presidente. No tolero que se ponga en duda mi palabra y mucho menos que se inventen palabras que no he dicho", dijo a través de un comunicado.

Te recomendamos

En el texto, además, las jugadoras campeonas del mundo amenazando con renunciar a la selección mientras se mantengan los actuales dirigentes.

En el caso de los hombres, Borja Iglesias, del Betis, ya había señalado que no aceptará nuevas convocatorias si no se marcha Rubiales.

En un comunicado en su propia cuenta en X, Hermoso asegura, además, que "he estado bajo una continua presión para salir al paso con alguna declaración que pudiera justificar el acto del Sr. Luis Rubiales. No solo eso, sino que de diferentes maneras y a través de diferentes personas, la RFEF ha presionado a mi entorno (familia, amigos, compañeras, etc) para que diera un testimonio que poco o nada tenía que ver con mis sensaciones".

La situación ya es un escándalo nacional, al punto que el propio gobierno español se ha involucrado para buscar la salida de Rubiales, ya que solicitó medidas al Consejo Superior de Deportes, cuyo encargado, Víctor Francos, dijo que suspenderán al timonel del balompié hispano.

A todo esto se ha sumado el repudio de buena parte de los equipos del fútbol español, que emitieron comunicados lamentando la posición adoptada por Rubiales.

Las claves

  • Jenni Hermoso aseguró que el beso que le dio Luis Rubiales tras la final del Mundial no fue consentido.
Tags

Lo Último